España empañada

Pues resulta que somos terroristas, eso dicen. No la Guardia Civil disparando pelotas de goma a modo de bienvenida y algún mando diciendo que las Ong´s deberían preocuparse de los 3 guardias civiles heridos. El propio director de la Guardia Civil diciendo que no hubo disparos. Los 14 inmigrantes muertos (según el canal 24h eran once), resultan poco importantes. Es que ser español debe ser algo grandioso, este trozo de tierra que ya no limita nada. Ahora hay que ponerse detrás de la Guardia Civil para estar en territorio español. Cuando un guardia civil se da un baño, España crece..

No entiendo eso de Democracia, con una Constitución que parece un cuento para que los niños se duerman tranquilos. No soy ningún experto en estas lides, pero si esto no es un sistema piramidal que me convenzan de lo contrario. Tenemos reyes, príncipes de la moneda, nobles políticos, un clero lleno de privilegios…y estoy seguro que el poder hoy por hoy no reside en el pueblo.

Una del PP recibe un bolso de Loewe, y parece que le resulta poca cosa. Acabo de entrar en la página de la marca y los precios oscilan entre 1000 y 1600 €, los más baratos. Será que no cobra el salario mínimo.

Tiramos a la basura la sanidad universal, la justicia universal. Pero tranquilos, que tenemos mercado libre. No te equivoques, el dinero se mueve libremente, no abandones el cuento de la marca España, porque en 90 días se acaba el hechizo y a tu tarjeta sanitaria le dan calabazas. Que rara la idea de Europa, lleno de fronteras y aduanas. Solo circula libremente el dinero.

El Corte Inglés vuelve a recortar las comisiones a sus trabajadores, oculto en porcentajes y diferencias según departamentos, .igualito que lo que se hace en las eléctricas. Os recuerdo que cobran una miseria aunque muchos pensarán lo contrario. Les han obligado a trabajar más días,  exprimirles, y como la gente consume menos los que pagan el pato, como no, son los trabajadores.

Por favor, si podéis no compréis en domingo. O no lleguéis a la tienda cuando están a punto de cerrar. Tener un poco de empatía con los que están allí.

Y luego está la conferencia episcopal, esa que se preocupa mucho más de la posibilidad de vida que de los que ya estamos vivitos y coleando. No hay una sola manifestación en que hayan salido para exigir nada al gobierno, pero claro, ya tienen el caramelito de la religión en la educación. La cosa es tener fieles, su estado de conservación importa poco. Bueno sí, si tienen hambre son más dóciles…

Ya le dieron, gracias al señor Aznar, la posibilidad de inmatricular (permitir a la Iglesia, y solo a la Iglesia, inscribir lugares de culto y otras propiedades que no estuvieran registradas). Así se hicieron con la mezquita de Córdoba por 30€, entrar ahora cuesta 8€, 4€ para menores de entre 10 y 14 y gratis para los menores de 10 años. A cualquiera que pretenda hacer algo parecido y no esté bajo el manto cristiano le llamarán ocupa..

Y no hablo de lo de la Infanta porque me da la risa…

Relaxing garbage in Plaza Mayor

Estaba bien pasear por Fuencarral, esquivando basura. Poder caminar por Madrid una vez abandonada esa imagen aséptica e higiénica de puertas para afuera que se empeñaba en mantener. Esa sensación de que no pasa nada, mientras tantos asumen contratos también redactados con condiciones de vertedero. Curriculums donde se han invertido ingentes cantidades de tiempo y dinero que también suelen ir a la basura. Trabajadores que asisten a la devaluación de su trabajo, más que crear empleos con los minijobs están creándolos cambiando de las leyes unas cuantas líneas.

La sociedad está podrida y está bien que muestre su faz, al menos en la basura hay algo de democracia, al igual que la lluvia que moja a todos por igual sin discriminar a nadie. Bueno, a excepción de la calle Serrano.

Puedes evitar las verdades viendo determinada cadena de televisión, hablando con el mismo vecino, dejando el sentido común a enfriar, pero salir a la calle en esos días al menos era un recordatorio de que todo no es como lo pintan, que están pasando muchas cosas, nos atacan por demasiados flancos y seguimos adormecidos.

Es verdad que era un problema para pequeños comerciantes, para cualquier persona que camina por ella, sobre todo si eres ciego o mayor, si te has hecho un esguince, si tienes niños pequeños, mascotas, tacones..pero es bastante peor no apoyarles. Podéis echar un ojo al metro de Madrid, donde no solo se han retirado vagones, disminuidos los salarios de sus trabajadores. Por no apoyarles con contundencia como población ahora pagamos unos precios desorbitados por unas peores condiciones, mayores esperas.. Si no hubieran obtenido esta victoria, con reservas, tendríamos peores condiciones de limpieza.

Madrid se satura en once días de basura, porque en esta ciudad somos muchísimas personas, porque nuestra sociedad de consumo expulsa toneladas de basura cada día, no por los piquetes. Si fuera así, habría que contratarles por el esfuerzo y sus superpoderes.

Y el Ayuntamiento de Madrid, responsable de dejar en manos privadas otro servicio básico, no puede resolverlo. Se lava las manos. Me pregunto porque siguen cobrando si no pueden solucionar el problema que ellos generaron al dar las oportunas concesiones.

Este es un buen ejemplo de como funcionan las cosas una vez se privatizan, nos deja desnudos ante cualquier empresario de dientes afilados que en vez de personas ven maneras de obtener mayores beneficios. Con la sanidad ya está sucediendo, aunque el tema es más complejo y más difícil de englobar, pero podéis estar seguros que llevan al mismo final.

De momento ha habido suerte y se llegado a un acuerdo que evita los despidos y los recortes excesivos en sus nóminas, pero como los políticos no están dispuestos a permitir que vuelva a suceder, que les saquen las vergüenzas otra vez, se está criminalizando la huelga y cualquier manera de expresión si es crítica al poder establecido; cualquier voz disonante con la línea difusa de su actuación política será aplacada con severidad.

Llegará el día en que los parados acaben haciendo estos u otros trabajos por la cara, supongo que empezarán con los que están cobrando algún tipo de prestación, argumentando que por estar cobrando tienen que realizar ese servicio a la Comunidad, se nos inculcará un sentimiento de culpabilidad por cobrar, recuerden bien, nuestro propio dinero. Los que ya no reciban ninguna prestación o ayuda serán los siguientes, por mor de la integración social, aunque también sacarán algunas estadísticas que nos vendan a esa horda de votantes sumisos y fieles como parásitos, que no buscan trabajo y seguramente cobren en negro o tienen en mente delinquir.

Solo es cuestión de tiempo y ceguera.

Y las ovejas balarán satisfechas mientras las siguen esquilando, aunque no quede lana están insensibilizadas, ya no notan los surcos de sangre que corren por su piel desnuda.

Diccionario de despropósitos.

Coherencia

Dícese de la característica del que no se plantea nunca si está equivocado. La coherencia, como tal, se mide en años o en veces. En política la coherencia se trata como una constante, de valores 4 o múltiplos de dicho número. No se utiliza el segundo porque como va a haber coherencia en una nueva idea que desmonta tanto adobe de creencias. Sus sinónimos son varios, tradición, fe ciega (aunque esté tan mal dicho como “ambos dos” o “período de tiempo”).

La coherencia se lleva muy bien con la excusa y odia profundamente las hemerotecas; añade rencor al odio, juzga al agua por la fuente de la que procede y no por su sabor, puede crecer como las malas hierbas en cualquier parte y en cualquier momento, de madre rutina y padre tradición.