Y qué será de nosotros

Y qué será de nosotros

Hago vida nocturna y noctámbula ahora que son más de las tres de la mañana y me quedan un par de besos de ceniza, ganas de enfrentarme al bloc una vez más, ahora que la noche está y el resto duerme, ahora que empieza el tiempo de la nueva semana y la descubro aún sin arreglar, el lunes que anda bostezando por las calles de Madrid y se cuela por los pasillos, las farolas, la gente que vuelve del teatro, alguna cena que siempre es comienzo de algo, una historia de amor que empieza en cualquier lugar que los junte, porque el amor es escenario necesario y el resto circunstancias; aquí la boca de metro de Sol, te robé un beso antes de que me engullera la oscuridad de las escaleras y tu figura se perdiera con un rumor lejano de tacones que andan cansados pero risueños, y tus pisadas borrosas se van llevando consigo el domingo que sigue siéndolo para crápulas como yo unas horas más, hasta que vengan las dulces garras del sueño, y antes de dormir recordarte un poquito y pensar que será de mañana, que parecerá lunes, pero que tiene viernes, sábado y domingo como espigas en un jersey de lana.

Y que será de nosotros..